top of page
Buscar

Adrián Amdur: Eterno explorador

Actualizado: 27 dic 2022

Sus primeras pasiones las avivó a través de los viajes, que lo llevaron a conocer la historia de diversas ciudades, patrimonios y culturas. De esta forma, empezó a percatarse de que se entusiasmaba por lo desconocido y, en vista de que no había redes sociales como ahora, por la idea de narrar las anécdotas de sus aventuras a las amistades. Relatos que contaba con tanto detalle e imaginación que tuvo el ímpetu de adentrarse al mundo de la hospitalidad y así lograr grandes éxitos como los que hoy cosecha en dos grandes propiedades: Hilton y Waldorf Astoria Panama



Dulce Pérez Colmenárez. Fotos por cortesía de la marca


Para él, dedicarse a la la hospitalidad es ir un poco a contramano del mundo: descansar en el momento en que todos están activos, trabajar cuando los demás duermen, generar sonrisas sin realmente esperar una devolución de la otra parte. “Es aprender algo distinto día a día, gracias a que te relacionas con personas y equipos de trabajo muy interdisciplinarios. Además, tienes la oportunidad de crear relaciones muy especiales tanto con huéspedes como colaboradores. En definitiva, este rubro es tan importante para mí que se me hace muy difícil cambiarlo”.


Con esta pasión por su trabajo, hoy conoceremos a Adrián Amdur, Cluster Revenue Management Director del Hilton y Waldorf Astoria Panama, quien comenzó en el mundo de la hotelería desde su corazón: la recepción, ya que desde esa sección se inicia la experiencia que se le ofrece al huésped, siempre tratando de sacarle una gran expresión de alegría. “Luego, por curiosidad y desarrollo profesional, pasé por distintos departamentos, aunque siempre recordando con cariño esta área operativa que te deja cultivar grandes vínculos interpersonales”.


Ese entusiasmo por descubrir las operaciones de un hotel, lo llevó a recorrer otros países como Argentina, donde aprendió a desempeñarse con menos recursos, pero con más espontaneidad. “Podríamos decir que se resolvían los problemas de una forma más artística, lo cual es muy diferente a lo que observé en países anglosajones, como EE. UU. e Inglaterra, donde se respetan los pasos, se cumple la repetición precisa del trabajo para lograr los resultados de una forma más efectiva. Son visiones que te van formando y transformando para, luego, tener un poco de voz y voto a la hora de tomar las mejores decisiones”.



Como vemos, a Adrián le encanta indagar y aprender, por lo que fue natural desarrollar la necesidad de conocer más a fondo la hospitalidad, a fin de construir nuevas ideas. “Pasar del área operativa a la administrativa significaba crecimiento, oportunidad y abrir el abanico de opciones; ya que hablamos de dos mundos paralelos que, al transitarlos, te permiten entender el negocio globalmente”.


Y con esta perspicacia, comenzó a desempeñarse en el área de gestión de ingresos, donde aplica lo que él llama la futurología. “En este departamento, debes tener claro el objetivo, para luego colocar las piezas claves en su lugar a fin de ordenarlas. Suena abstracto, pero nada me ha dado más resultados que tener reportes al día, sistemas trabajando óptimamente por estar bien configurados, un equipo humano que entiende su rol y juega su papel de forma clara. Con esta fórmula, se puede minimizar cualquier riesgo o reaccionar a tiempo ante cualquier cambio que se dé en el camino hacia el logro de las metas trazadas”.


Disciplina que lo ha encaminado a ostentar su actual cargo de director, el cual conlleva una labor exigente que logró asumir de forma exitosa gracias a la experticia de haber trabajado en el Hilton y Waldorf Astoria Panama durante un período previo de 6 años. “Así pude bajar más a tierra las dimensiones de estas dos grandes propiedades y tener la habilidad de enfrentar retos de características muy fuertes, si uno lo mira desde afuera, como fue la época de la pandemia. Para ello, fue clave elevar al máximo la comunicación con propietarios, la marca corporativa y los clientes. Ahora, los desafíos son continuos, varían, no ceden y la complejidad es aún mayor día a día”.


"Hoy, nuestros huéspedes no solo buscan comodidad, sino tranquilidad, experiencias enriquecedoras, conversaciones distintas y, en caso de regresar, que la vivencia sea tal cual aquella que les hizo tomar la decisión de elegirnos nuevamente. Nosotros estamos muy claros en esto, y es el juego que más queremos jugar”


Por esta razón, para seguir optimizando los ingresos y la rentabilidad de ambas propiedades, su estrategia es mantener en orden la pieza humana. “Lo más rentable para una propiedad es hacer que un huésped regrese sin pasar nuevamente por el proceso de captación. Además, debemos tomar en cuenta que el mundo cambió con la postpandemia: hoy, la gente viaja con otras percepciones, diferentes niveles de estrés… buscando cada vez más su salud mental; por eso, es fundamental seguir mirando con más detalles a nuestro grupo humano, ya que participa activamente en la experiencia que le bridamos a nuestros usuarios, esa que los hace volver”.


Y mientras se enfoca en este nuevo desafío, Adrián está asumiendo otro gran reto: manejar el tiempo fuera del hotel, a fin de conectar en mayor grado con la familia, las actividades físicas, la buena alimentación y las amistades. “Disfruto los momentos que transcurro con mis familiares, los amigos y, especialmente, mi hijo. Es hermoso jugarlo y, sobre todo, mirarlo. También me encanta el cine, la cocina y, por supuesto, viajar; por ello, administrar el tiempo es muy importante y necesita, al igual que cualquier proyecto, de mucha planificación y disciplina”.


Conoce más de él en:

La página de Linkedin, colocando en su buscador Adrián Amdur.

4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page