Buscar

Armonización facial: Conoce mis tratamientos (secrets) estéticos

En la primera edición de Lady Brid, te hablé de mi experiencia en el mundo de la belleza y la moda. Empecé a los 21 años de edad, viajé y modelé en Tailandia, después en otros países y luego debuté como presentadora de televisión en Panamá. El maquillaje, las luces y las cámaras eran parte de mi diario vivir; por lo tanto, sabía que debía reforzar el cuidado de mi piel


Carolina Brid | Fotos por Camilo L. Young| @Camiloly

Hoy te quiero hablar de mis dos supertratamientos que vengo realizándome hace un par de años: la aplicación de toxina botulínica y el ácido hialurónico en el rostro


Te confieso que llevo una batalla contra el acné desde los 14 años de edad, afección que gracias a mi dermatóloga de cabecera, la Dra. Ariane Abrego, he podido controlar exitosamente. Cuando inicié mi trabajo en el mundo del espectáculo, la especialista me habló que la exposición, los radicales libres y la contaminación diaria afectan a nuestra piel todos los días; por eso, me enseñó diferentes formas protegerla.


Hoy te quiero hablar de mis dos supertratamientos que vengo realizándome hace un par de años: la aplicación de toxina botulínica y el ácido hialurónico en el rostro.


La primera pregunta que me hice cuando empecé a investigar acerca del tema fue: ¿a qué edad debería comenzar a colocarme bótox? De acuerdo con la Dra. Ariane, desde los 25 años podemos iniciar con la aplicación de toxina botulínica de manera preventiva; aunque el real cuestionamiento no es cuándo —pues en verdad nunca “hay que”… eso es algo absolutamente personal y opcional—, sino cómo puede ser útil o con sentido.


Si eres de las personas que gesticulan mucho como yo o que tienes músculos muy hipertónicos o hiperactivos, situación que empeora si estás expuesto al sol frecuentemente o por genética, la aplicación de toxina botulínica de forma preventiva es una buena opción para ti. Está claro que también puedes utilizarlo si ya tienes las líneas de expresión visibles.

El bótox funciona para tratar las arrugas dinámicas y de expresión, ubicadas en el tercio superior de la cara, especialmente, si estas se mantienen al relajarse. El uso temprano evitará que se creen arrugas demasiado marcadas, pues esta sustancia detiene su evolución. Luego de una valoración personalizada, la Dra. “Ary” me aplicó la toxina en el tercio superior, en los músculos del ceño, el frontal y los perioculares para levantar las cejas, abrir los ojos y, sobre todo, para que no me viera como enojada cuando frunzo el ceño, lo que me da así un aspecto más fresco y descansado.


Mi secreto no termina aquí, pues te cuento que tengo ojeras por herencia de mi papá, pero de las hundidas, con surcos, que por más que descanse no se irán. Así que la especialista me aplicó ácido hialurónico, a través de una cánula, para reponer ese volumen, para eliminar los surcos debajo de mis ojos.


Ambos tratamientos son indoloros y no requieren de anestesia. Si yo puedo hacérmelos, que soy floja con las agujas, estoy segura de que tú también.


¡Y allí los tienes!, mis secretos más ocultos revelados para ti. La verdad es que estoy muy satisfecha con los resultados. Y, en cuanto al acné como te comentaba, es una larga batalla que —aunque se ha controlado— aún no ha terminado.


¿Te gustaría que te contara mi experiencia con el acné en edad adulta? Déjame saber tus comentarios en mi cuenta @Ladybridpty. Por cierto, te dejo el contacto de mi dermatóloga y su clínica dermatológica en Panamá: @Dermatologicaclinic, para que te animes y recibas una evaluación personalizada. Puedes agendar tu cita en su página web o llamarla al número (+507) 6294-4204.


Conoce más en:

@ladybrid

47 vistas0 comentarios