Buscar

Jóvenes, ¿qué pensamos cuando hablamos de jubilación?

¿Cómo están, familia? Bienvenidos a esta nueva edición de Business 4 Millennials. Esta vez, nos toca hablar de ese momento tan temido por algunos y tan anhelado por otros: ¡la jubilación! Deseado, porque representa el momento cuando el Estado te permite finalmente descansar después de tus tantos años de servicio; y temido, en ocasiones, porque nuestra mente lo asocia con un sentimiento irracional de desactualización o, inclusive, inutilidad


Juan Carlos Julio / Fotos por cortesía de Jorge Sánchez @ptywow



La realidad es que, financieramente, la jubilación es un problema. Quieras o no, cuando llegamos a esa edad, nuestra capacidad de generar ingresos activos baja considerablemente y, muchas veces, los gastos aumentan.


¡Es verdad! Nuestra generación está despreocupada por el tema del retiro laboral y, por lo tanto, no tomamos acciones profesionales que nos ayuden a prepararnos para ese momento, ni mucho menos planificamos un plan de vida que nos respalde.


De hecho, solo 1 de cada 20 jóvenes en Panamá posee una cuenta privada destinada para jubilación, pues es hasta los 50 años de edad cuando los latinos comenzamos a preocuparnos por esta etapa en nuestras vidas.


Hay muchas hipótesis del porqué, aquí te van algunas:


1. Falta de información y conocimiento de finanzas personales: seguimos asociando las finanzas personales como algo aburrido y difícil, que solo es materia de los banqueros o financistas. Sumado a nuestra necesidad excesiva de vivir el presente, ya que prácticamente gastamos todo hoy, sin importar que suceda en el futuro. ¡Error!

2. Entorno socioeconómico de sus familias: los índices de desigualdad y pobreza de países emergentes han hecho que exista un porcentaje de la población que no pueda ahorrar, aunque quisiera. Y, en estos casos, el Estado debe hacerse cargo de sus pensiones.


3. Poca atención de los gobiernos en proyectos sobre cultura financiera: lamentablemente, las finanzas personales no han sido foco de enseñanza en las escuelas o universidades, por lo que se crea más distancia y recelo sobre estos temas.


Y lo que me viene a la mente es: ¿qué pasa con nuestros sistemas de pensiones, que no están siendo suficientes? Justamente en estos momentos, en Panamá, hay un debate nacional enfocado en reformar este tema.


Y es que la tendencia mundial es llevar los sistemas a cuentas de ahorro individuales, que tienen menores factores de sustituciones, rendimientos más conservadores y en donde tu jubilación es proporcional al monto de tu contribución.


Lo que significa que tu jubilación va a ser más baja comparado con tu último salario. Por esta razón, el requerimiento de unas finanzas personales más estructuradas, con metas claras y alineadas a tener una jubilación sostenible, se vuelven primordial. En otras palabras, tu jubilación va a depender de ti y solo de ti.


Expertos indican que los jóvenes deben comenzar a preocuparse por su jubilación desde los 28-30 años, por lo que mi recomendación puntual es tomar anuencia de esta situación desde temprano y preparar nuestro camino financiero para programar el retiro que queremos.


Esto solo se puede lograr desde la construcción de unas finanzas personales saludables y generando cultura de ahorro, reto que podremos enfrentar exitosamente, por ejemplo, gracias a nuestro alto nivel de educación en comparación con décadas pasadas y nuestra capacidad de adaptación a nuevas tecnologías de manejo de información. ¡No tengo duda de que saldremos de esta!

Sígueme en:

@juankjulioe

169 visualizaciones0 comentarios