Buscar

Una generación sin finanzas personales

Somos en estos momentos el porcentaje de consumidores más grande del mundo —35% de la fuerza laboral—, catalogados como una generación hiperconectada, digital y con altos valores sociales y éticos. Algunos, más relajados y aventureros; otros, más tradicionales y conservadores. Podemos marcar nuevas tendencias y generar vanguardia, pero también ser amantes de lo veterano, de las tradiciones y culturas


Juan Carlos Julio / Fotos por cortesía de Jorge Sánchez @ptywow

Soy ingeniero industrial administrativo, banquero y hace 2 años me di cuenta de que entre jóvenes debemos buscar formas de potenciar contenido de valor, para ser mejores profesionales. Así nace Business 4 Millennials


Así somos los millennials, esos jóvenes que nacimos entre 1981 y 1999 —que representan 24% de la población mundial—, quienes hoy han comenzado su vida profesional y están generando sus primeros ingresos, comenzando sus emprendimientos y planificando tener familia. A pesar de todas estas características que nos unen como generación, lamentablemente tenemos un gran problema: ¡desorden financiero!


Y te voy a explicar su porqué a través de tres razones:

1. Aunque un estudio llevado a cabo en España por el BBVA Research (2016) señala que un gran porcentaje de los millennials tiene estudios superiores, nadie les enseña temas de finanzas personales; y es que no está en el pénsum académico de las escuelas nimucho menos de las universidades. Son personas con licenciaturas, postgrados y maestrías, pero sin un conocimiento técnico de cómo funciona su tarjeta de crédito. Como si llevar tu presupuesto, manejar tu deuda, tu capacidad de pago y llevar tu control de gastos no fueran cosas primordiales para vivir normalmente.


2. A diferencia de nuestros padres, hacer carrera dentro de una empresa durante 20 años ya no es motivo de emoción. Somos una generación enfocada en trabajar en empresas que sean flexibles, donde se pueda teletrabajar y cuyas remuneraciones estén basadas en logros y objetivos específicos y no a los años de servicio. Esto, sin mencionar la abrumadora tendencia al emprendimiento, al trabajo informal y a no trabajar para nadie. Esto ha generado, en consecuencia, una inestabilidad en los ingresos de nuestra generación, lo que ha retrasado considerablemente nuestra emancipación y, por ende, ser independientes desde un punto de vista financiero.


3. Y, en esencia, falta de interés.


Para analizar esta última razón, es interesante mencionar a la firma de consultoría Global Price Waterhouse Cooper (PWC)*, la cual efectuó un estudio con 5.500 millennials para determinar cuáles eran los conocimientos generales que tenían acerca de sus finanzas personales. Los resultados demostraron que 24% tenía conocimientos básicos de finanzas y solo 8% demostró un nivel aceptable sobre la temática. Hipotecas, riesgos de activos y diversificación de ingresos fueron temas en donde no dimos la talla. Otro dato interesante: 34% de los encuestados no es feliz con su estado financiero actual. Es decir, sabemos que estamos mal, pero no tenemos las herramientas para cambiarlo.


Aunque lo que más me impactó fue la forma de manejar las deudas. De hecho, comprobamos que somos una generación endeudada: préstamos estudiantiles, mal manejo en las tarjetas de crédito y préstamos a largo plazo en los primeros años de nuestra vida productiva son algunas de las razones por las cuales 50% de los encuestados dictamina que no tiene USD 2.000 en su cuenta para solventar alguna emergencia.

Y esto sin mencionar la llegada del COVID-19 a nuestras economías. La realidad es que los millennialsjamás habíamos vivido una crisis económica de esta magnitud y tampoco estábamos preparados financieramente para ella.


¿Cómo aprender de estos errores generacionales y comenzar a forjar nuestro futuro de una mejor manera? La respuesta es sencilla pero retadora. Un cambio generacional lamentablemente no sucede de la noche a la mañana, pero sí comienza con la educación. Extender los programas de materia financiera a todos los niveles académicos puede ser el primer paso para ir cerrando esa brecha de conocimiento financiero que existe en nuestros países.


*Price Waterhouse Cooper (2019). Millennials Financial Literacy. 2020, de PWC. Sitio web: https://www.pwc.com/us/en/about-us/corporate-responsibility/assets/pwc-millennials-and-financial-literacy.pdf


Conoce más en:

@juankjulioe

3 vistas0 comentarios
¡Suscríbete!

© 2020 REVISTA AUNO PANAMÁ

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Tumblr