Buscar

En cada producto Samsung hay un aporte al bienestar del planeta

Además de sumar valor a la vida de los usuarios de sus productos, las soluciones en pro del uso racional de energías por parte de Samsung Electronics benefician al conjunto de la sociedad. Desde 1992 a la fecha, la marca surcoreana ha sido constante al diseñar y aplicar conceptos ecoamigables a los procesos de diseño, producción y comercialización de sus dispositivos


Foto por cortesía de la marca

En cada uno de los productos de Samsung Electronics hay un aporte que testimonia fehacientemente la responsabilidad de la marca surcoreana en el área de la protección del medio ambiente


Ya en 1992, Samsung Electronics había iniciado este camino al dar fuerza y forma a esta filosofía corporativa a la luz del eje de la sostenibilidad, para asegurar la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer la satisfacción de las necesidades de venideras generaciones. La significativa decisión pasó por asumir que todo recurso destinado a combatir problemas ambientales no es opcional, sino una inversión necesaria y responsable. Desde entonces, entre otras acciones, creó centros de recuperación y reciclaje de residuos electrónicos para promover el uso eficiente de los productos de desecho, una acción pionera en el sector de electrodomésticos.


Progresivamente, la marca ha reafirmado año tras año su compromiso con esta perspectiva medioambiental con programas especialmente diseñados para tal fin.. En este sentido ha invertido ingentes recursos económicos y humanos para idear tecnologías que reduzcan el consumo de energía y el funcionamiento ecoeficiente de los dispositivos, de la mano del máximo aporte a la calidad de vida de sus usuarios.


En la nutrida lista de acciones de Samsung Electronics, en sintonía con los objetivos generales del desarrollo sostenible del planeta dictados en 2015 por las Naciones Unidas, están aquellas en las que la marca surcoreana contribuye a detener el fenómeno del cambio climático, como la reducción de gases de efecto invernadero en los procesos de fabricación, el diseño de dispositivos a alta eficiencia energética y el uso de energías renovables.


Al respecto, Samsung Electronics reportó que durante el 2020 su uso total de energía renovable aumentó 14 veces en comparación con el 2017, al pasar de 229 GWh a 3,220 GWh. Este logro fue reconocido por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), que le otorgó el premio “Green Power Leadership Award for Excellence de 2019”. Adicionalmente, este ente gubernamental ubicó a la corporación surcoreana en el puesto 9 entre los 100 principales miembros de energía ecológica y el puesto 6 en la categoría de los 30 principales socios de tecnología y telecomunicaciones.

Ahorro ecológico

De manera permanente, la marca evalúa constantemente sus productos y operaciones en busca de nuevas formas de contribuir con la sostenibilidad, especialmente con el ahorro de energía.


En relación a su gama de teléfonos inteligentes Galaxy, 20% de los insumos para elaborar los cargadores provienen del reciclaje, es decir materiales de posconsumo. Y para mayor aporte ecológico, los cargadores de los Galaxy poseen una calificación de eficiencia energética de más del 80%, porcentaje que cumple con el estándar de la Unión Europea para la certificación Nivel VI ErP (relativa a productos relacionados con la energía), y reduce consumo de energía en espera de 20 mW.


En el renglón de sus refrigeradoras, mediante la tecnología Digital Inverter ofrece una fórmula que permite ajustar la velocidad de desempeño del electrodoméstico de acuerdo con la demanda de refrigeración. Esto significa un ahorro de hasta 50% de energía y una operación más eficiente al compararse con los modelos convencionales.


En cuanto al diseño de las lavadoras, Samsung Electronics conjuga tecnologías de alto valor. Por ejemplo, con el modelo WW9800T se redujeron los tiempos de lavado y el consumo de energía, sin afectar la calidad del resultado. Con la tecnología QuickDrive se disminuyó el tiempo de lavado en 50% y el consumo de energía en 20%. Y con la incorporación de la tecnología EcoBubble, el detergente produce burbujas que penetran y limpian de forma rápida en las telas, incluso en agua fría. Al suprimir la necesidad de agua caliente, se ahorra energía y se contribuye a la conservación de la ropa.


En el portafolio de los TV QLED de última generación, destaca que estos equipos tendrán un control remoto con un panel solar con carga a través de iluminación o mediante USB, lo que permitirá reducir el consumo de unas 99 millones de pilas AAA a lo largo de los 7 años de uso del televisor.


En cuanto a las operaciones de la empresa, en 2018 declaró como objetivo corporativo ejecutar una transición a energías 100 % renovables en todos sus espacios laborales de Estados Unidos, Europa y China. Como resultado, a partir de 2019, 92 % de la energía utilizada en estas tres regiones es de naturaleza renovable.

Reusar, reciclar y ahorrar energía

En el proceso de desarrollo y fabricación de sus productos, Samsung Electronics emplea los recursos con criterios de eficiencia energética a través de la innovación tecnológica. La meta medular es idear formas de reutilizar los productos al finalizar su vida útil y minimizar o eliminar residuos que genera.


En 2016, el QLED de Samsung Electronics fue el primer televisor cuya fabricación se descartó el cadmio, un material altamente tóxico para el cuerpo humano y el medio ambiente. Esta ventaja competitiva se mantuvo en los lanzamientos anuales siguientes de este dispositivo, lo que convirtió a Samsung en líder del mercado en términos de innovación industrial y sostenibilidad.


En esta misma línea, uno de los lineamientos de Samsung Electronics es crear empaques para sus productos y sus accesorios –teléfonos inteligentes, tabletas y electrodomésticos– con materiales amigables con el ambiente, como elementos reciclados, bioplásticos y papel. Con esta premisa, la compañía acompañó a los modelos de su gama de televisores Lifestyle (The Serif, The Sero y The Frame) con embalajes de cartón ondulado o corrugado ecológico. Se trata de empaques diseñados para que con la ayuda de una guía de trabajo, los compradores puedan cortarlo con facilidad y aprovecharlos para elaborar pequeñas mesas, soportes, revisteros, almacenaje o casas para mascotas.


En el 2017, la marca creó el programa de sostenibilidad Galaxy Upcycling, que ofrece un método para la reutilización de los smartphones usados y por el cual fue merecedora del "Champion Award: Cutting Edge" de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.


A principio de este año se anunció una nueva fase de este programa llamado Galaxy Upcycling at Home, que permitirá que los teléfonos Galaxy más antiguos se reutilicen como recursos útiles en el hogar. Un ejemplo es emplearlo como un monitor de bebé y manejarlo a través de la aplicación SmartThings. Otro es su uso como sensor de luz ambiente para activar la iluminación doméstica cuando anochece.

Conoce más en:

@samsunglatin


11 vistas0 comentarios