Buscar

Margaret Amar: “El arte es amor, pasión y divinidad”

Hoy conoceremos a una artista con más de ocho años de trayectoria que tiene gran habilidad e ingenio al momento de crear obras que transmiten luz, paz y alegría a través de trazos que fluyen libremente con mucho equilibrio


Dulce Pérez Colmenárez. Fotos por Juan Vírgüez


Naturalmente, descubrió que tenía mucha habilidad para lograr trazos con lápiz o un marcador haciendo movimientos curvos al azar. “Eso me llevó a soltar la mano. Luego, me percaté de que, al cerrarlos, se creaban formas orgánicas libres, por lo que comencé a darles representaciones tridimensionales con ciertos ángulos y añadiéndole color, siguiendo las paletas en tendencia del Diseño de Interiores, que es mi carrera de profesión”.


Con el tiempo, su técnica comenzó a evolucionar, agregándole nuevos elementos, otras temáticas e ideas. Así desarrolla paisajes urbanos, inspirándose en el skyland de nuestra ciudad en tercer plano, además perfiles de vegetaciones tropicales y hasta musgos suspendidos sobre algunas estructuras.



En cuanto a su inspiración, nos confiesa que admira las obras de Joan Miró y Wassily Kandinsky. “Me encanta especialmente Miró por su ingenio con el surrealismo, sus trazos y formas libres. En el caso de Kandinsky, me asombra cómo impuso sus propias ideas, haciendo énfasis en el color y líneas autónomas. Toda su biografía es sumamente interesante y es considerado como el padre del arte abstracto. Sin embargo, en mis piezas, no imito a nadie, ya que me he atrevido a imponer mis propias ideas a la hora de crear y pintar”.


En el caso de los artistas nacionales, Margaret se emociona con las piezas de Ana Elena Garuz por su pulcro trabajo y gran trayectoria; y Daniela Goldfarb por su colorida obra, determinación y sueños cumplidos.


Voces que reflejan el crecimiento del arte plástico en nuestro país. “Hay mucho talento nacional de grandes jóvenes que, seguramente, dejarán un gran aporte a esta sociedad. Además, hoy se ven más exposiciones colectivas, galerías y museos para visitar en comparación a épocas anteriores”.


Y para seguir impulsando este crecimiento por el arte nacional, Margaret ha desarrollado interesantes talleres, para despertar el artista que todos llevamos por dentro. “Cada individuo tiene la capacidad de crear, pero tristemente no todos la desarrollan. Así que me he trazado la tarea de animar y motivar a las personas a través del arte, esa herramienta que es sanadora para el alma. También he formulado un curso avanzado y personalizado para artistas emergentes y que he denominado Shine”.


“Mi anhelo es que otras personas puedan expresarse a través del dibujo y la pintura. Además de sentir libremente esa sensación de placer en su proceso creativo”

En este taller, comparte su propia experiencia, conocimientos y herramientas, enfocando los conocimientos a mujeres artistas que desean aprender cómo fortalecer su trayectoria profesional. “Lo primero que hago es regalarle una mentoría de media hora, a fin de conocer sus necesidades, metas y dificultades. Luego, diseño un programa personalizado de 12 clases, por medio de las cuales las impulso a conquistar sus metas y definir su temática, además de abordar interesantes temas como el mercadeo digital en el arte. Hasta el momento, ya he graduado a cuatro alumnas, quienes están muy felices con los resultados alcanzados, lo cual me llena de mucha satisfacción, ya que las ayudo a brillar”.


Otros de los logros que ha cosechado Margaret es incursionar en diversas exposiciones colectivas como el reciente State of Arte del Luxury Avenue del Multiplaza Panamá. “Últimamente, estoy preparando mi mente para atraer grandes cosas y lo estoy consiguiendo. Así alcancé esta especial participación donde mostré cuatro piezas que causaron gran sensación al espectador. Una de ellas la titulé Fe inquebrantable, la cual se inspira en el paisaje de la isla Taboga, donde resalta el mar y, encima de este, un hombre caminando sobre las aguas”.


“El arte se comparte. Si soy artista tengo dos opciones: me abulto el ego o comparto lo que sé. Pienso que con esta última elección les llego a servir a los otros; y mi misión es poder ayudar a los demás, especialmente, a esas mujeres que quieren realizarse en el ámbito del arte, pero no saben cómo comenzar”


Dios sigue respondiendo sus oraciones; por eso, la sigue llenado de bendiciones como su próxima colaboración con la reconocida diseñadora de modas Edda González, además de nuevas piezas para la Galería Imagen, prestigiosas subastas como Oír es Vivir y Cruz Blanca, entre otras, sin dejar de lado su entrada al mundo de los NFT. “También realizo labores sociales como la que ofrezco para la ONG Madres Guerreras, donde dicto talleres de expresión artística sin fines de lucro”.


Y como el arte la ha ayudado a hacer más feliz y radiante, ya se prepara para dictar clases de forma online, para que esa alegría que siente por la pintura llegue a más personas sin ningún tipo de fronteras. “Además de esta pasión, también me encanta la música, sobre todo la electrónica (risas), innovar recetas de cocina, cantar, hacer actividades al aire libre, tomar café como todo un ritual, pero, especialmente, me encanta sonreír y transmitir el júbilo de la vida a mis familiares y perritos. Esta carrera me ha ayudado a ser mejor persona, y mis allegados la valoran mucho porque me hace brillar”.



Conoce más de ella en:

@Margaret_amarart







14 visualizaciones0 comentarios