Buscar

¡El complemento perfecto!

Actualizado: 26 oct 2021

Los llamados “terceros accesorios” varían desde abrigos, sombreros, bufandas hasta las piezas más pequeñas como collares y sortijas, los cuales utilizamos para terminar o darle ese último toque a nuestro atuendo. Lo que más me encanta de los accesorios es que, al igual que la ropa, van muy ligados con nuestro estilo y personalidad. Por ejemplo, un collar colorido y llamativo le agrega carácter e interés a un outfit sencillo, mientras que las cadenas doradas y de perlas dan un sinónimo de elegancia —pensemos en Coco Chanel—; por otro lado, una multicadena con pendientes y hebras de cuentas hará referencia a una personalidad más extrovertida y relajada


Valeria Estévez, Fashion Stylist| Fotos por Ana Sofia Carrizo y Yassell Chapman|

Estilismo de moda por Valeria Estévez


Ahora te paso algunos tips para “accesorizar” a tu favor:


1. Ve con tu intuición y escoge tu favorito: si te sientes abrumada por la cantidad de opciones que hay en el mercado —largos, colores, materiales—, trata de no irte tanto por lo que está en tendencia y más por lo que sientas que te refleja y que puedes combinar con más atuendos. Si vas a crear capas, recuerda siempre la importancia del balance al escoger una pieza dominante —sea por color o tamaño— y compleméntala con accesorios sutiles: collares más delicados y studs para las orejas.


2. Piensa en colores y patrones: añadir color o texturas a tus accesorios es una gran forma de elevar tu look. Aquí pensemos en accesorios fuera de lo común por su tamaño o estilo.


3. Úsalos para transformar un outfit: las “terceras piezas” son una manera muy fácil de transformar tu apariencia diurna o nocturna. Imagínate una pequeña bufanda que usemos en la mañana como decoración para nuestra cartera y, en la noche, nos la colocamos en la cabeza… ¡Enseguida creamos un punto visual distinto y más atractivo para la ocasión!


4. No tienes que combinar tus accesorios: le decimos adiós a esa época en donde la correa tenía que ser del mismo color que tus zapatos, y le damos una gran bienvenida al mix and match —mi técnica número uno, como expliqué en la columna anterior, a la hora de vestir a mis clientes y, por supuesto, a mí—. Esta consiste en jugar con los patrones, colores, texturas… También te invita a pensar geométricamente y ver cómo todas las piezas tienen un hilo conector que nos ayuda a unir una forma con la otra.



Como estuvimos hablando, los accesorios son sinónimos —al igual que la ropa— de lo que queremos reflejar. Todo va ligado a nuestro estado de ánimo, el factor ambiental y la ocasión a la que nos dirijamos, por lo que te recomiendo, por ejemplo, tener en cuenta cómo te hacen sentir los colores y los metales que coloques cerca de tu rostro, ya que al escoger el correcto agregarás más vitalidad y energía en tus facciones.


Lo mismo sucede con los estilos: si seleccionamos una gargantilla, estamos reflejando poder, alta energía y determinación; si escogemos un collar delicado, por naturaleza se intuye que somos más románticas y clásicas.


Conoce más sobre Valeria y el fashion styling en:


@Printedinblack



15 visualizaciones0 comentarios