Buscar

Emplatar como los dioses

Así como en la mesa cada cosa tiene su lugar, bien lo explica Verónica Arosemena en @lamesadevero, les cuento que dentro del plato la realidad no es muy distinta. Con sentido común, pocas reglas y prototipos básicos para emplatar, podemos lograr el appetite appeal y hacer que la comida muestre su mejor vista, esplendor y luzca provocativa al protagonizar la foto



Por Leticia Esteves Reyes | Fotos por Gonzalo Picón @gonzalopicon


Buena parte de las comidas, suntuosamente emplatadas que ofrecen los restaurantes, requieren de habilidades profesionales y herramientas específicas que quizá no todos tenemos en casa; por esto, nos concentraremos en lo básico: un set de utensilios comunes en cualquier cocina doméstica y pocos adicionales que se consiguen en tiendas para el hogar y hasta en el súper. Con un buen set de platos, tenazas de cocina, aros de acero, un tamiz, una brochita, un pincel, una manga de repostería y un gotero es mucho lo que podemos conseguir siguiendo las técnicas y tipos de emplatado de los grandes chefs.


Lo primero es optar por un plato sencillo, unicolor, preferiblemente blanco, sin diseños en los bordes que nos distraigan de lo realmente importante: los alimentos. Blanco y negro funcionan a la perfección con casi cualquier tipo de comida. Dejemos los platos estampados en múltiples colores y diseños a los expertos. Lo último es prestar atención al mínimo detalle como limpiar los bordes y cualquier residuo de sirope, miel o salsa que se haya podido derramar en un descuido.


De los tantos tipos de emplatado, nos vamos a concentrar en cinco. Para cada tipo, sugiero referirse a las imágenes que el maestro Gonzalo Picón (@gonzalopicon), cordialmente, ha compartido para ilustrar las ideas con ejemplos reales y actuales de algunos restaurantes locales.


Simétrico


Consiste en repartir el peso de los elementos equitativamente dentro del plato, lo que busca crear imágenes en espejo y distancias gemelas de cada lado para transmitir sensación de orden y equilibrio. Así lo exhibe @mariavaleskaq en su propuesta de emplatado ying-yang de Bombones Solitarios para @cacao_lab_pty.


Rítmico


Se obtiene tras la repetición de alimentos en el plato, a fin de expresar distribución y distancias similares. Con la réplica de los elementos, se persigue impacto visual y dinamismo, como muestran las Empanadas de Santiago de @frankescalonachef en @primitivopty.


Minimalista


En la versión Fresas con Crema de @jennvernicepucc, junto con el chef @mariocastrellon en @ladespensademaito, observamos claramente la visión de “menos es más” en un emplatado con pocos elementos que permite a la comida brillar por sí sola.


Asimétrico


Polbo á Feira de @mychefpty ha sido el plato seleccionado para mostrar una disposición de los alimentos que juega con varios elementos, lo que persigue lograr una presentación armónica sin ser igual. La idea es conseguir el desorden perfecto y apartado del caos. Claramente, una parte del plato tiene mayor peso que la otra.


Geométrico


Apropiarse de formas geométricas permite emplatar de manera más libre y original. Aquí todos los elementos son protagonistas y el ojo recorre líneas invisibles que crean formas inconscientemente. Así lo muestra con un toque artístico @chef_kamelabihassan en los arroces de @laboucheriepty.


Ya ves que, valiéndote de lo básico, en poco tiempo podrás tomar fotos de comidas dignas de Instagram y hacer que tus seguidores se pregunten si ese es un plato de restaurante.


Conoce más en:

@lacocinadeleti


17 visualizaciones0 comentarios