Buscar
  • AUNO PANAMÁ

Erik De Almeida Da Rocha: "Pepe puede ser toda una celebridad"

Actualizado: ago 7

La verdad es que Erik no es de andar con mascotas, aunque le encanta verlas y admira mucho a las personas que adquieren un pet, pues muestran una gran responsabilidad, entrega y compromiso hacia ese ser especial. Sin embargo, hace dos años conoció a Pepe, el hijo de su querido amigo Eduardo Izaguirre, quien con confianza le ha pedido en varias oportunidades que lo cuide mientras él está de viaje


Por Dulce Pérez Colmenárez / Fotos por Juan Vírgüez @capitolioproducciones

Erik De Almeida Da Rocha


“Hace un año, Pepe comenzó a quedarse en mi casa y, desde el principio, reconoció los espacios donde puede estar, además de respetar mis reglas. Así, las cosas comenzaron a funcionar maravillosamente, al punto de que mi hermano o mis padres, cuando me visitan, me preguntan cuándo viene Pepe, pues sienten que forma parte de mi hogar”.


Con Pepe no faltan recuerdos divertidos, pues, cuando está con Erik, lo acompaña a eventos citadinos, cenas con amigos y hasta al microteatro. “Quizás una de las cosas más lindas que he visto hacer a Pepe es que, cuando mi hermano un día se quedó en la casa a ver una película, él arrastró su camita para ponerse al lado del sofá”.


Otro episodio muy simpático fue cuando asistió a la inauguración de la exposición de arte de unas muy queridas amigas, las not common girls, y Pepe exploró esa noche que puede ser toda una celebridad, puesto que recibió atención de los presentes, la prensa, los artistas y, lo mejor, lo disfrutó con mucha naturalidad.


“Él puede ser muy terco e inquieto, pero por otro lado es muy gracioso y noble. Al final, los hechos buenos pesan más que los ´no tan buenos´, y es que Pepe tiene esta cosa que cuando le cae bien a alguien, se echa a dormir en sus pies. ¡Y es la cosa más encantadora del mundo! Además, con mis amigos, le gusta ir de brunch”.


Bellos momentos que se logran gracias a que, cada día, Panamá, ofrece opciones gastronómicas pet friendly; por ello, Pepe puede ir tranquilamente a algunos bares y restaurantes. “A veces cuando regreso a estos espacios sin su compañía, ya me reciben con su tazón de agua con hielo y, al darse cuenta de que no está conmigo, me preguntan mucho por él”.


Este bebé perruno también ha aprendido a convivir con la pasión que siente Erik por la arquitectura, pues él es arquitecto de profesión y trabaja como product manager en Dekel Holdings, una reconocida desarrolladora de proyectos ubicada en Casco Antiguo, así que Pepe lo acompaña a la oficina donde sus compañeros lo reciben con mucho cariño.


“Como siempre, él reconoce sus lugares, se apropia por lo general de una de las sillas del escritorio y ahí se queda sentado como si fuese un ejecutivo. Si ando diseñando, Pepe se instala en la mesa y no es extraño verlo hacer siestas entre bocetos de planos. Mi rutina se adapta un poco para darle paseos por el Casco Antiguo, aunque él también se acopla a mi tiempo, por lo que me acompaña a los edificios que debo visitar por alguna restauración o diseño de interiores. Al final, hemos aprendido que no dejamos de hacer actividades por el otro y siempre estamos acompañados”.

“Pepe tiene esta cosa que cuando le cae bien a alguien, se echa a dormir en sus pies. ¡y es la cosa más encantadora del mundo!”

Y justamente durante el tiempo que comparten juntos, Erik ha aprendido que Pepe es un perrito food motivated, por lo que es fácil que gane peso, así que debe mantener sus horas y porciones exactas de comida, además de hacer paseos largos dos veces al día. ¡Puede ser un interesante tip si tienes un Jack Russell Terrier! Cuando Eduardo regresa de sus viajes, Pepe retorna feliz a casa de su padre. En este instante, Erik comienza a extrañar el sonidito de sus pisadas o el ruido que hace al mover su taza para pedir su cena; pero sabe que, cuando se vuelvan a ver, será con mucha emoción, pues definitivamente uno no debe ser dueño de una mascota para sentir un inmenso cariño por ellos


“Si tuviera que diseñarle un espacio a Pepe, tomando en cuenta su personalidad, sería un cuarto victoriano con una biblioteca confeccionada con mucha madera. Lo decoraría con tapices de color verde botella con sofás capitoneados, óleos en las paredes y unas tazas de porcelana para su agua y comida. Creo que con esos tonos resaltaría su pelaje y les daría un charm a los personajes del escritor Oscar Wilde”.


Síguelo en: @erikdealmeida


__________________________________________________________________________________






Esta entrevista es un homenaje a este bebé peludo tan especial, pues hace pocas semanas Pepe ya no está con nosotros físicamente, debido a un lamentable accidente que sufrió durante un viaje. Por ello, estas líneas forman parte como su padre, su gran amigo Erik y AUNO desean recordar por siempre a esta bella mascota, que ahora lleva su elegancia, ternura y carisma al cielo de los perritos. Pepe, siempre estarás con nosotros, ¡pues eres inolvidable!




¡Suscríbete!

© 2020 REVISTA AUNO PANAMÁ

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Tumblr