top of page
Buscar

Fany Charris: “Las prácticas sostenibles mejoran la experiencia del usuario con su entorno”

Hace 5 años, decidió emprender para buscar mayor libertad creativa y fortalecer sus especializaciones en administración, ejecución de proyectos de interiorismo y remodelaciones de alto perfil. Esta gran decisión le permitió construir una firma que se ha destacado entre los apartamentos modelos, áreas sociales, lobbys, plazas comerciales y residencias de lujo más importantes de Panamá

Dulce Pérez Colmenárez. Fotos por Luis Gómez


Su nombre estuvo involucrado en dos megaconstrucciones para el sector público: las líneas 1 y 2 del metro de Panamá, además del Centro Penitenciario La Nueva Joya, los cuales fueron muy gratificantes para su desarrollo profesional, ya que no solo compartió con expertos de otros países, sino que también logró poner en práctica aspectos estéticos de alto nivel. “¡Hacerlo en un penal fue una gran sorpresa y reto para mí!”.


Luego, vendrían otros proyectos bajo su firma Faarinsa: el Mirador del Pacífico que diseñó inspirándose en un jardín tailandés, el cual lució en Casacor Panamá 2008, la mayor y más completa exhibición de arquitectura, diseño de interiores y paisajismo de las Américas.


El Centro Educativo “Las Claras” de la Fundación Voces Vitales para madres adolescentes. A pesar de que los recursos eran limitados, ya que el presupuesto venía de donaciones, Fany logró impulsar un excelente equipo, tomando en cuenta la loable labor de este espacio que busca el desarrollo personal y profesional de estas jóvenes junto con sus bebés. “El testimonio de vida de las estudiantes y el futuro de sus hijos han sido para mí una gran inspiración de fortaleza. Me motivaron a ser un ascensor para otras mujeres en busca de una vida mejor”.


Upper East Tower, Costa del Este, el primer edificio residencial en Panamá en obtener la certificación LEED GOLD, un reconocimiento que destaca compromiso con la sostenibilidad y el medioambiente, cumpliendo con rigurosos estándares de construcción y operación verde. “Es uno de mis proyectos más recientes, donde tuve la oportunidad de construir 15 pisos de acabados interiores, ejecutar los diseños de dos apartamentos modelos, áreas sociales y lobby. Además de efectuar, en el último año, remodelaciones en 20 residencias con especial atención en los detalles y una extensa diversidad de exclusivos acabados”.


Sin embargo, más allá de cumplir y optimizar costos, tiempo, calidad o enfocarse en las soluciones estéticas y tendencias de vanguardia, para Fany es crucial involucrar al cliente en el proceso de diseño y construcción de la manera más cómoda y eficiente posible. “Es fundamental comprender los hábitos, personalidad, preferencias y emociones del usuario, para luego traducirlos y así crear atmósferas distintivas que expresen auténticamente su identidad y valores, promoviendo su bienestar”.


Para ello, es importante mantener la mente abierta, flexible y dispuesta a explorar nuevas ideas y perspectivas. “Comparto mi visión con el equipo de trabajo, generando conversaciones con conclusiones mágicas; pero, a veces, cuando no fluye la creatividad, conecto con mi familia, descubro lugares nuevos, escucho podcast o audiolibros, leo, voy a exposiciones de arte o disfruto de una obra de teatro”.


Otros de sus motores para cultivar la creatividad ha sido dedicarse a la danza y el modelaje, áreas que le permiten expresar su identidad. “A través de estas disciplinas, he aprendido a liberar y canalizar emociones, además de transmitir historias de una manera única”.


Así vamos conociendo a una profesional que tiene sensibilidad por las artes y la belleza del entorno. “Crecí rodeada de naturaleza y eso lo llevo en mi corazón; por ello, en mis diseños, incluyo elementos como plantas, iluminación natural, texturas como madera y piedra, a fin de generar una conexión con la preciosidad innata del medioambiente y una especie de escape de la selva de concreto”.


Otros de los recursos que no pueden faltar en sus proyectos es la tecnología inteligente (automatización) para sistemas de iluminación y climatización, que permitan un uso más eficiente de energía. “También utilizo productos y pinturas sin químicos tóxicos, promuevo el hábito de la reutilización y optimización del rendimiento de materiales para minimizar desperdicios, así como una gestión adecuada con los productos desechables”.


Tomando esta visión en cuenta, Fany cree que nuestra arquitectura seguirá girando en torno a propuestas ecológicas y sostenibles, que proponen usar materiales ecoamigables, jardines verticales, azoteas verdes, sistemas de recolección de lluvia, energía renovable, integración de sistemas de automatización del hogar y diseños centrados en la experiencia del usuario, a fin de crear entornos de trabajo y vida más flexibles. “Los espacios se adaptarán a diferentes usos según las necesidades cambiantes de los ocupantes, lo que permitirá una mayor versatilidad y reconfiguración. Habrá una mayor integración de zonas de verdes y renovación de edificios existentes para no solo conservar nuestro patrimonio arquitectónico, sino también nuestra identidad cultural”.


Y, justamente hablando de nuestras raíces, Fany aprovecha para expresar su profunda admiración y respeto por la firma Mallol Arquitectos, la más importante de Panamá y Centroamérica. “Es reconocida internacionalmente por su capacidad, diseño, innovación y proyectos de gran impacto en cualquier escala y especialidad, siendo uno de los principales protagonistas en el desarrollo de nuestra ciudad. Por su parte, la revista Area, desde hace 10 años, me ha acompañado en el camino de crecer como profesional. Su contenido fomenta la apreciación por la estética en diferentes ámbitos, el crecimiento de la industria artística y arquitectónica, lo cual establece oportunidades para los profesionales y artistas emergentes más destacados”.


Conoce más en:

25 visualizaciones

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page