Buscar

Fondation Cartier pour l’art contemporain presenta a Damien Hirst y sus Flores de Cerezo

“Las obras de Flores de Cerezo tratan sobre la belleza, la vida y la muerte. Son extremas; hay algo casi vulgar en ellas. [...] Son decorativas, pero inspiradas en la naturaleza. [...] Son estridentes, desordenadas y frágiles, e implican mi alejamiento del minimalismo y de la idea de un pintor mecánico imaginario, y eso me fascina”. Damien Hirst


Fotos por cortesía de la marca

La Fondation Cartier pour l’art contemporain se enorgullece de presentar Flores de Cerezo, la extraordinaria nueva serie de Damien Hirst


Una celebración del color en el caos

Flores de Cerezo es la primera exposición de Damien Hirst en un museo francés. La serie reinterpreta, con lúdica ironía, el tradicional asunto de la pintura de paisaje. Hirst combina pinceladas gruesas y elementos del arte gestual, y refiere tanto el impresionismo como el puntillismo, así como la pintura de acción.


Las telas monumentales, cubiertas por completo en colores densos y brillantes, envuelven al espectador en un vasto paisaje floral que oscila entre la figuración y la abstracción. Flores de cerezo son a la vez subversión y homenaje de los grandes movimientos artísticos de finales del siglo XIX y el siglo XX, e integrales a la exploración pictórica que Hirst desarrolla desde hace largo tiempo.


En su estudio de Londres, el artista describe “sumergirse en las pinturas y bombardearlas por completo de un extremo al otro”. También cuenta que trabajaba en varias obras al mismo tiempo y que volvía a ellas a menudo y las conservaba cerca durante meses después de haberlas terminado.


Después de dedicar tres años completos a la serie, Damien Hirst terminó Flores de cerezo en noviembre de 2020: “[La pandemia] me dio mucho más tiempo para vivir con las pinturas, observarlas y asegurarme absolutamente de su acabado”.


La serie comprende 107 obras (todas incluidas en el catálogo de la exposición), divididas en paneles individuales, dípticos, trípticos, cuadrípticos e, incluso, un hexáptico, todos de gran formato. La exposición tiene lugar gracias a la invitación que Hervé Chandès, director general de la Fondation Cartier, extendiera a Damien Hirst durante una reunión en Londres en 2019 y presenta treinta pinturas seleccionadas por Hervé Chandès y el artista.


Las telas, cubiertas de un material espeso y vibrante, invaden el espacio diseñado por Jean Nouvel y absorben al espectador en las pinturas.


“Las obras de Flores de Cerezo tratan sobre la belleza, la vida y la muerte. Son extremas; hay algo casi vulgar en ellas. Como Jackson Pollock bajo el efecto del amor. Son decorativas, pero inspiradas en la naturaleza. Tratan sobre el deseo y cómo procesamos las cosas a nuestro alrededor y en qué las convertimos, pero también sobre la loca fugacidad visual de la belleza... un árbol abarrotado de flores contra un cielo limpio. Ha sido tan estupendo crearlas, perderme por completo en el color y la pintura en mi estudio. Son estridentes, desordenadas y frágiles, e implican mi alejamiento del minimalismo y de la idea de un pintor mecánico imaginario, y eso me fascina”. Damien Hirst

Conoce más en:

@cartier


7 vistas0 comentarios
¡Suscríbete!

© 2020 REVISTA AUNO PANAMÁ

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Tumblr