top of page
Buscar

Lello Caldarelli: “Creamos prendas versátiles y con carácter, que ayudan a expresar la personalidad"

Es un apasionado del arte; por ello, siente una gran afinidad por su ciudad Nápoles, la cual sobresale por un inmenso patrimonio cultural, histórico y artístico. Esta correlación lo ha llevado a contribuir con diversas actividades que ayudan a realzar y difundir la belleza de su terruño, como lo hizo recientemente con el Museo de Capodimonte y la Real Bosco di Capodimonte, donde se montó la exposición del Louvre Naples à Paris, evento que se efectúa, por primera vez, fuera de Francia. Trabajos sociales que desarrolla con gran entusiasmo, así como lo hace cuando investiga las necesidades, gustos y tendencias de sus clientes, a fin de que su marca Antony Morato siga siendo aclamada en el mundo internacional de la moda masculina



Dulce Pérez Colmenárez. Fotos por Luis Gómez

La industria de la moda es una de las más dinámicas. Aquí, cada seis meses, los diseñadores empiezan desde cero y tienen que reinventarse obligatoriamente, pero sin perder una coherencia básica que siga llamando la atención del público objetivo. Para lograr este reto, se necesita de mucha creatividad, pero, sobre todo, atención al detalle y saber anticiparse a los cambios.


Cualidades que han definido muy bien la personalidad de Lello Caldarelli, director creativo de la aclamada marca de moda masculina Antony Morato, la cual fundó en 2007 con tan solo 27 años de edad. Su inspiración fue la tradición italiana y el estilo de vida de las principales ciudades del mundo. Con esta filosofía, ha creado un nombre vibrante y contemporáneo, que traduce las necesidades de aquellos hombres que necesitan expresarse con atuendos que le otorguen estilo personal.


“Desde nuestra creación en 2007 hasta la actualidad, la empresa y la marca han evolucionado hasta lograr una visión estratégica que mira al futuro con ambición y un deseo constante de mejora. Hoy, deseamos alcanzar metas cada vez más exigentes con los pies bien puestos sobre la tierra”

Lello es curioso y de mente abierta; ama explorar nuevos territorios y negocios, así como coleccionar arte contemporáneo y pop, en particular si se trata de piezas poco conocidas o creadas por talentos noveles. “Me encanta viajar y admirar culturas diferentes; el mundo es una fuente constante de inspiración para una persona creativa. Me gusta la música electro-pop y rock, especialmente la relacionada con la década de mi nacimiento: los ochenta”.


Con esta visión, sus colecciones logran traducir en colores, estampados y formas la vida que se experimenta en las ciudades internacionales más importantes, sin dejar de enfocarse en las necesidades de los usuarios. “Nuestras piezas abarcan desde prendas de moda hasta trajes formales, pasando por atuendos vaqueros o de ocio. Todas ellas se pueden mezclar fácilmente entre sí para construir atuendos de impacto. Además, nuestro equipo de ventas define, en cada temporada, los productos que son más apreciados por nuestros consumidores. Gustos que asociamos con estudios de tendencias, a fin de crear colecciones exitosas”.


Triunfo mundial que ha alcanzado con una gran fórmula: mantener el “espíritu de equipo”, estrategia que le ha permitido cultivar y desarrollar una importante empresa. “Mis colaboradores se sienten cómodos a la hora de tomar decisiones, asumir riesgos y hasta errar, porque, especialmente al cometer errores, sabrán que podrán resolverlos con el apoyo de todos”.


Con esta filosofía colaborativa, Lello va investigando a los posibles socios que puedan impulsar aún más su marca. “En grupo, definimos al proveedor más adecuado de acuerdo con la visión estratégica que deseamos alcanzar para Antony Morato, evaluando que tenga afinidad con nuestros valores. Si la relación con este funciona, aunque existan dificultades, siempre tiendo a entablar relaciones a largo plazo, ya que me gusta relacionarme con colaboradores externos que se sienten parte integral de nuestra corporación”.


“Creo que las empresas siempre deben devolver algo a su entorno y, en Antony Morato, lo hacemos apoyando actividades culturales, lo cual va de la mano con los valores de la marca”

Válida estrategia que ha desarrollado al encontrarse con momentos en los que debe replantearlo todo. “Es en esa circunstancia en la que debes tener la lucidez de pensar ´fuera de la caja´, mirar todo externamente y entender que hay que cambiar para poder seguir funcionando”.


Este enfoque disruptivo, le permitió facturar, en 2019, más de 90 millones de euros, un hito en la industria de la moda que alcanzó por medio de varios factores como un amplio modelo de distribución: internacional y multicanal, con una mezcla de venta al por menor, al por mayor y en línea.


Otras de las razones fue crear un estilo de diseño reconocible a lo largo del tiempo. “Desde un punto de vista creativo, cada colección se inspira en tres metrópolis diferentes, por lo que visualmente intentamos transmitir una imagen internacional. También trabajamos mucho el ajuste de nuestras prendas, lo cual se ha convertido en el punto fuerte de nuestra marca, lo que permite que nuestros productos sean reconocibles y apreciados por aquellos hombres a los que les gusta una silueta bien definida”.


Ahora la marca encuentra un nuevo reto: agilizar las operaciones por medio de un proyecto omnicanal que permita integrar la experiencia de compra offline y online, conectar todos los almacenes para minimizar las existencias, optimizar los costes y ofrecer un servicio aún más eficiente a todos los clientes (tanto B2B como B2C). “Además de centrarnos en nuevos mercados interesantes como el de Centroamérica, donde contamos con un socio local que tiene un conocimiento muy profundo del mercado. Aquí sentimos similitud con los valores italianos, por lo que el mensaje de la marca fue inmediatamente comprendido por la gente y el diseño del producto bien apreciado”.


Conoce más en:

12 visualizaciones

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page