Buscar

Una elevada experiencia sensorial

El reimaginado Skin Caviar Liquid Lift cuenta con un cambio en el diseño que incluye el emblemático recipiente azul cobalto, marcado por un elegante marco plateado para resaltar la vida que contiene


Fotos por cortesía de la marca

Dos ingredientes de caviar hacen la diferencia: Caviar Premier para un efecto tensor incomparable y Caviar Absolute para un volumen visualmente recuperado, se unen en una fusión de potencia para crear un serum que desafía la gravedad y enriquece la vida. Skin Caviar Liquid Lift reafirma visiblemente, reestructura los contornos y recupera la armonía


Alojadas en dos cámaras separadas, las icónicas perlas de caviar y la emulsión se mezclan instantáneamente con solo presionar el botón de activación para una fusión perfecta. El difusor de cromo ofrece la dosis perfecta del serum deliciosamente texturizado. Skin Caviar Liquid Lift se funde con la piel con una sensación tensora inmediata. Con el tiempo, con el uso continuo, la piel aparece tensa y firme y se mejora la elasticidad. Las líneas finas y las arrugas se reducen notablemente y el volumen se restaura para una apariencia más armoniosa.



El ritual Skin Caviar comienza con una piel perfectamente limpia. Luego, unas gotas de Skin Caviar Essence-in-Lotion ayudan a suavizar y preparar la piel para los tratamientos a seguir. Al presionar suavemente el botón de activación de Skin Caviar Liquid Lift, se activa el mecanismo único que combina las perlas de caviar y la emulsión en un serum sedoso. Después de agitar con fuerza, presione la bomba para dispensar una o dos gotas en la palma de la mano. Usando las yemas de los dedos, aplicar en el rostro y el cuello, evitando el área de los ojos. Siga con una de las tres lujosas texturas– por el lujo de la elección. Tanto Skin Caviar Luxe Cream como Skin Caviar Luxe Cream.


La instalación inmersiva juega con una acumulación de esferas de oro y metal inspiradas en la estética de las perlas de caviar de La Prairie: de forma simple y pura como una evocación de belleza. Con la repetición de las esferas, el artista duplica la unidad de medida del espacio y el tiempo, dando a la pieza un sentido de temporalidad. Estructurado con precisión, los espectadores pueden entrar en la instalación y experimentarla cinéticamente. Alineadas en pilas, las esferas parecen emerger del suelo en una ascensión, desafiando la gravedad.



Este surgimiento se hace eco del principio mismo de la creación misma, una alegoría que celebra la vida. Con esta nueva estructura suspendida en el espacio, entre la realidad y la ficción, vacía y sólida, efímera y permanente, se cuestiona el equilibrio de las cosas y los movimientos que rigen todas las formas de la existencia.


Conoce más en:

@laprairie


6 vistas0 comentarios