Buscar

Conozcamos #AtoZExperience y #AtoZChefstable

Ariel está cocinando desde los 14 años de edad y, aunque sus primeros cinnamon rolls no fueron de los mejores, no dejó de prepararse para conquistar hoy sus dos grandes creaciones: #AtoZExperience y #AtoZChefstable. “Empecé más bien haciendo desastres en la cocina. Me acuerdo de que me encantaron los cinnamon rolls cuando los vi y me emocioné tanto que los terminé haciendo al pie de la letra con mi mamá. ¡Salieron perfectos!, pero luego pensé que los podía hacer más rápido, así que no dejé reposar la masa, sino que los llevé directamente al horno y fueron los peores cinnamon de la historia (risas)”


Stefany Amaro. Fotos por Juan Vírgüez


Al terminar la escuela, Ariel se fue a Tel Aviv, Israel, donde trabajó para dos restaurantes. Luego se aventuró a Barcelona, España, y allí tuvo la suerte de laborar en Hofmann, local que ostenta una estrella Michelin. Estas experiencias lo motivaron a estudiar en The Culinary Institute of America, ubicado a dos horas de Nueva York. Al tiempo, se trasladó a Los Ángeles, California, para aprender de la comida molecular en el afamado INK, para luego regresarse al norte para culminar los estudios y trabajar en dos restaurantes más: el Per Se del chef Thomas Keller, ubicado en Manhattan y que actualmente es calificado con 3 estrellas Michelin.


Después de esta vasta experiencia, Ariel se regresa a los 25 años de edad a Panamá para vivir su propia experiencia culinaria. “Siempre he pensado que, si te gusta la comida, debes ser una esponja durante los primeros años, para luego darle rienda suelta a la imaginación. Así que, al regresar a mi país, comencé a trabajar en casas para llevar lo mejor del restaurante al hogar. Idea que desarrollé porque, al retornar a la ciudad en 2017, había muchos locales gastronómicos, pero poca variedad y baja calidad. Así que no quise introducirme por ese camino, sino más bien brindarle una experiencia fantástica al comensal desde su hogar”.


De esta forma, se dio a conocer #AtoZExperience, concepto que evolucionó a los dos años cuando abrió #AtoZChefstable, como una especie de laboratorio de ideas sabrosas y donde el comensal puede venir a deleitarse con deliciosas recetas al estilo de un networking gastronómico. “Aquí atendemos desde 6 hasta 40 personas. En el Opens Nights puedes venir en pareja o solo —muchas veces cené solo en Manhattan—, pero con el plus de que la pasarás muy bien al compartir una buena cena con varias personas de otras partes del mundo”.


Aquí, todos los platos tienen su historia, como el pan de ajo negro, que Ariel desarrolló inspirado en la receta de la abuela, pero agregándole masa madre y dejándola reposar hasta por 72 horas. “Ella vino de Siria con raíces paternales de Bulgaria. Así que mi abuela Alegra es una mezcla de todo un poco. Su cocina era tan especial que mis padres y tíos le hicieron un recetario para que guardara en un libro todas esas preparaciones que definiría como una suma triunfal entre lo árabe con panameño, pues había desde un arroz con pollo hasta un rico kibbeh”.


Y con esta fantástica inspiración, hoy nos prepara un espectacular shawarma descontruido, con toques íntimos. Para lo cual le dio suma atención a la preparación de un kilo de carne de ternera, la cual sazonó con una cebolla grande, media taza de perejil picado, media cucharadita de pimienta negra y blanca molida, una pizca de nuez moscada y clavo de olor molido, una cucharadita de cilantro, media cucharadita de canela, media taza de aceite de oliva, zumo de un limón, sal al gusto y reducciones (salsas) secretas de la familia Zebede.


¡Espero que te encante tanto como a mí!


Agradecimientos especiales a:

@arielcbd



Sígueme en:

@platosconhistoria

@amarostefy

27 visualizaciones0 comentarios