Buscar
  • AUNO PANAMÁ

La Cosecha 2020

¿Qué tiene el café panameño que tanto enloquece a los mercados asiáticos, llegando a pagar más de mil dólares la libra en subastas internacionales y por qué una taza de una variedad de café Geisha se vende en los coffee shops del mundo en cien dólares? La respuesta solo puede ser descubierta durante la temporada de cosecha de café de especialidad en Panamá, que arranca desde mediados de noviembre y termina en marzo. Son cuatro meses durante los cuales el viajero que busca experiencias especializadas puede recorrer Tierras Altas, nombre dado a la región que cubre los pueblos de Boquete, Palmira, Cerro Punta, Volcán y Renacimientos, en la provincia de Chiriquí, que tiene frontera con Costa Rica


Fotos por cortesía de la marca

Panamá celebra el mejor café del mundo


Los panameños han creado, bajo el liderazgo de Jorge Chanis, gastrónomo local, un recorrido exclusivo para un grupo selecto de medios internacionales que se adentran en los mejores cafetales del país, a fin de conocer todo el proceso que se lleva a cabo para poder brindar las mejores tazas de café del mundo.


Esta plataforma, denominada La Cosecha, se está consolidando como un producto turístico y gastronómico sostenible que potencia esa extensa temporada, pues brinda a medios internacionales e influenciadores de talla mundial la oportunidad de cosechar su propio café directamente de fincas con más de cien años de historia. Este año, periodistas de The New York Times, Travel and Leisure, Baron’s, Eater, Barista Magazine, Food and Wine, AUNO Panamá, entre otros, conocieron la tecnología y las inversiones que desarrollan los cafetaleros chiricanos para generar impactos por encima de los 212 millones de dólares anuales.


Durante los meses de cosecha, las fincas cafetaleras y su personal trabajan 24 horas al día para asegurar la mayor y mejor cantidad de este gran producto. “Queremos mostrar las muchas posibilidades para el viajero internacional que hay detrás de nuestro producto más lujoso: el café panameño”, comentó Jorge Chanis Barahona, gastrónomo panameño y creador de La Cosecha.


La familia Castillo Araúz abrió las puertas de la finca Castelara, ubicada a 1.700 metros de altura en la ciudad de Boquete, y brindó una cata de café Castelara, frente al mirador que permite a los visitantes observar lo mejor de las tierras altas.




Los invitados recorrieron los cafetales de la finca Don Benjie, en Bajo Mono, Boquete, y allí pudieron apreciar no solo la recolección de los granos, sino también el trabajo y la cultura de los indígenas Ngöbe, residentes del área de Boquete, para después probar el café Geisha junto a las familias de Dianous y Altieri, establecidas en esta localidad desde hace más de 40 años.



Por primera vez, el recorrido incluyó una degustación de café Geisha al amanecer en la cima del volcán Barú, a 3.475 metros de altura. La experiencia permite observar desde lo alto de esta montaña los dos océanos que rodean el istmo panameño y entender la influencia que el Pacífico y el mar Caribe brindan al café de especialidad. La familia Lamastus recibió por tercer año a los visitantes en su finca Elida Estate, donde Wilford Lamastus (hijo), campeón barista de Panamá, preparó café Geisha, cuya libra ha alcanzado la cifra de 1.029 dólares en la subasta Best Of.



Los invitados de lujo también fueron recibidos por la familia Petterson, representantes de la Hacienda La Esmeralda, y despidieron el evento con una fiesta de clausura en el hotel Hacienda Los Molinos. Allí, Jorge Chanis agradeció el respaldo y la confianza recibidos tanto por los cafetaleros como por los periodistas, y anunció la realización de la primera versión de La Cosecha en Guatemala, para exportar por primera vez este modelo de desarrollo para el turismo y la gastronomía, que busca ser replicado en otras partes del mundo.



Síguelos en: @lacosechapanama

¡Suscríbete!

© 2020 REVISTA AUNO PANAMÁ

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Tumblr