Buscar

María Fernanda Hernández: Iniciativas sociales de alto impacto

Ella es apasionada por lo socialmente responsable, área en la que ha desarrollado actividades que han marcado huella y que ahora tomarán más alcance gracias a su posición como gerente de Ciudadanía Corporativa de Samsung, empresa en la que se siente parte de un proyecto transformador a escala global y en donde ha conocido gente increíble


Dulce Pérez Colmenárez| Fotos por Juan Vírgüez @capitolioproducciones


Para María Fernanda, las comunicaciones corporativas le han permitido relacionarse estrechamente con los colaboradores y el bienestar de una organización, por lo que su paso al mundo de la responsabilidad social empresarial (RSE) fue más que natural.

Sus inicios se remontan al mundo de la industria farmacéutica, donde impulsó iniciativas para que diversas comunidades conocieran cómo cuidar su salud y previnieran efectivamente ciertas enfermedades.


De esta forma, comenzó a entender que existen dos valores fundamentales para las empresas que incursionan en la RSE: empatía y comunicación asertiva. “La primera se puede lograr a través del liderazgo con ejemplo, ese que se alcanza cuando la alta gerencia y el personal con influencia demuestran con hechos que se puede ser un buen líder, jefe, colaborador y ciudadano. La segunda es parte de la narrativa que enamora a los empleados través de testimonios genuinos, pues demuestra cómo las buenas acciones generan cambios idóneos en la vida de los beneficiarios”.

“Dentro de los productos Samsung, me encanta The Frame, un televisor muy delgado y que, a su vez, proyecta obras de arte. Él le da un toque único a mi casa. En celulares, me gusta el Galaxy Note, cuyo S-pen me permite dibujar y tomar notas. Así que es mi aliado todos los días”

Ahora, en Samsung, su experiencia es más transformadora, pues los programas que desarrolla la marca se basan en ver a la educación como un elemento fundamental para cambiar el rumbo de la sociedad. Y puede ser muy ambicioso hablar de “transformar vidas”, pero es que su puesto como gerente de Ciudadanía Corporativa le permite trabajar para muchas naciones. “Desde Panamá manejamos más de 12 países, lo cual representa un desafío enorme, porque son mercados con realidades y contextos muy diversos. Mas el equipo de trabajo, los socios comerciales y las alianzas cosechadas han hecho de mi labor algo inolvidable”.


Hasta los momentos, unos de los proyectos que le ha traído mucha satisfacción ha sido el desarrollo de la aplicación Escuela Virtual, iniciativa que surgió en medio de la pandemia (abril de 2020) como solución a la instrucción a distancia y que tuvo el apoyo del Ministerio de Educación de Panamá, Fudesteam, TIGO y Stratego. “Este proyecto nos permitió trabajar dentro de un contexto tan difícil, pero con un grupo maravilloso de docentes y alumnos. ¡Eso nunca lo voy a olvidar!”.

“Durante la pandemia, logramos resultados sorprendentes que no hubiesen sido posibles sin este sacudón. Aprendí hacer más con menos, además de ver oportunidades y soluciones disruptivas”

Otras de las iniciativas que le encanta es Soluciones para el Futuro, ya que permite corregir la amplia brecha de habilidades digitales en el sistema educativo público latinoamericano. “Este programa es una competición nacional entre escuelas públicas que desafía a los estudiantes a demostrar cómo se puede aplicar el pensamiento tecnológico en la resolución de problemas comunitarios. Desde sus inicios en América Latina (2014), este concurso ha impactado a más de 128 mil estudiantes y 15 mil maestros de más de 7 mil escuelas”.


Además de la educación en habilidades tecnológicas, María Fernanda ve con gran entusiasmo que la marca también impulse la conservación del planeta a través de importantes iniciativas como el proyecto Sembrando ConCiencia, por medio del cual estudiantes de Ecuador, República Dominicana, Panamá, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala han recibido conocimientos prácticos y teóricos sobre educación ambiental, proceso de cultivo de plantas y conceptos de jardines verticales.


“Samsung reconoce su responsabilidad en minimizar el impacto ambiental de sus productos. Por ello, en el mercado de los teléfonos móviles, ha desarrollado desde smartphones con materiales ecológicos hasta embalajes sostenibles y tecnologías de carga de alta eficiencia. Desde el Galaxy S10, la marca ha dejado de usar embalajes de plástico para sus cargadores y auriculares, a fin de unirse a los esfuerzos globales de reducción de plástico”.

“Samsung abre muchas puertas. Es una marca sólida con gran trayectoria que facilita el trabajo en equipo, las alianzas y… ¡eso me encanta!”

Área que seguro irá ampliando mucho más como respuesta a las necesidades de su misma comunidad. “Por ejemplo, en la edición Soluciones para el Futuro 2020, recibimos alrededor de 2.400 propuestas. 25% estaba orientada a temas del medioambiente. De hecho, la ganadora surgió en Costa Rica. Su equipo Autogreen propuso una solución innovadora de riego automatizado para el sector agrícola”.


Cabe destacar que estas invenciones surgieron en un contexto muy especial, que motivó a ver la realidad desde distintas perspectivas. “A nivel personal, la pandemia me está enseñando que no podemos aferrarnos a los resultados, sino disfrutar del proceso y dejar un poco el control. Estas son lecciones muy valiosas que durarán toda la vida y que aún estoy aprendiendo (risas)”.


María Fernanda también se ha dado cuenta de lo vulnerables que somos, y que los planes en un mundo en desequilibrio no tienen sentido. “Esta experiencia nos ha enseñado que debemos cuidar sosteniblemente el lugar donde vivimos, porque su presente y futuro ya está en riesgo. Por esta razón, hoy más que nunca es importante que las empresas conciban a la RSE como un área medular, que aporta un interesante valor agregado a todo el ADN de la marca”.

Conoce más de ella en:

www.linkedin.com/maria-fernanda-hernández

@samsunglatin

34 visualizaciones0 comentarios