Buscar

Carolina Herrera: Seagras

El valor añadido que respira un producto artesanal recoge un gran peso gracias a que no solo importa el resultado, sino también el proceso de creación que da lugar a las piezas. Un desarrollo armónico en el que materiales nobles y la experiencia de maestros artesanosse combinan para conseguir piezas longevas y atemporales


Fotos por cortesía de la marca

Carolina Herrera dota de importancia a la incorporación de diferentes técnicas artesanales que apoyen los oficios tradicionales, pero siempre revelando su faceta más actual


Seagrass se basa en un proceso manual en el que los bolsos son confeccionados utilizando un alga trenzada, conocido como weaving seagrass. Los cuerpos se crean trenzando los tallos de esta planta de origen marino por manos experimentadas, para luego unirlos con la piel Baobab creada en exclusiva para la Casa Herrera. Un proceso que culmina en su Leather Atelier en España.


Los bolsos elegidos han sido Vendôme, Baret, Duchess e Initials Insignia que se reinventan a través de este oficio en el que nuestros artesanos invierten una media de 80 metros de cordón de alga. Material que se trenza minuciosamente durante entre 6 y 10 horas para después ensamblar las piezas de piel. Dando lugar a piezas excepcionales, con líneas orgánicas y proporciones armónicas.



Vendôme Bag, un bolso que transmite el encanto de la plaza de la que toma su nombre y sus formas horizontales, el cual ahora toma un aire más estival con la incorporación del nuevo material.


Jeanne Baret, la primera mujer que completó la vuelta al mundo, es quien da nombre a Baret Bag, un bolso lleno de posibilidades gracias a su volumen y versatilidad. Valores que se mantienen en esta nueva versión.


Duchess Bag es un homenaje a la elegancia y al estilo propio que hace a una persona sobresalir. Es el bolso en el que se muestra en mayor proporción la técnica de trenzado con algas, posicionando a la piel en un plano más discreto sin dejar de lado su importancia.


En Initials Insignia Bag, la rotación de las iniciales de Carolina, la C y la H, da lugar a un característico cierre metálico, que fusiona en esta nueva versión Seagrass, sus dos materiales al colocarse entre la solapa de piel y el cuerpo de alga trenzada.


Un homenaje al saber hacer y el cuidado por el detalle que pone en manifiesto vínculos emocionales que nos conectan con el verdadero valor del lujo.


Conoce más en:

@carolinaherrera

20 vistas0 comentarios