top of page
Buscar

Michael Gätjens: Entre la hospitalidad y sabores de lujo

En 2007, tuvo la oportunidad de trabajar como chef en el Ritz-Carlton Bachelor Gülch en Colorado, EE.UU., lo que le permitió combinar sus dos pasiones: la cocina y el buen servicio; por ello, al finalizar su contrato, regresó a Perú para estudiar Administración Hotelera en el Instituto San Ignacio de Loyola, uno de los más importantes de su país. Así logró conocer más a fondo el área de Alimentos y Bebidas de grandiosos hoteles, donde obtuvo tan gratas experiencias que hoy se encuentra en nuestro país para dirigir este departamento en el Bristol Panama y así brindar experiencias memorables que se saboreen con gran gusto



Dulce Pérez Colmenárez. Fotos por Juan Vírgüez


“Como foodie, me gusta probar diversos sabores locales que expresen una personalidad diferente. Además, es la fórmula exitosa que me ha ayudado a la hora de inspirarme en nuevos menús que, sin lugar a dudas, brindarán experiencias diferentes y únicas a nuestros huéspedes”.


Con esta entusiasta declaración, le damos la bienvenida a Michael Gätjens, el nuevo director de Alimentos y Bebidas del Hotel Bristol Panama, quien demuestra un talento especial por el buen servicio y al momento de combinar texturas, sabores y colores dentro de un lienzo llamado plato.


“Desde el punto de vista culinario, busco provocar sensaciones en el comensal, para que logre viajar por medio de su paladar a cada uno de los lugares donde fueron cultivados los ingredientes del plato, a fin de que construya un hermoso lazo emocional con nuestro restaurante y su chef”.


“Estar presente en todos los servicios gastronómicos del hotel me ha permitido estrechar lazos fuertes con el equipo de trabajo […] Me siento tan feliz y a gusto con los colaboradores de Alimentos & Bebidas que crearemos experiencias gastronómicas inolvidables”

Y es que nuestro entrevistado es un experimentado artista de la cocina que ha logrado crear la sinergia perfecta entre los sabores de una preparación y su apariencia visual. Sin embargo, hoy nos presenta su verdadera pasión: dirigir el mundo gastronómico de un hotel, ya que le permite estar en contacto tanto con su gusto por la restauración como la hotelería.


“Los restaurantes de un hotel son un mundo complejo, porque poseen una fusión entre el huésped externo que reside en la ciudad y el que viene del extranjero. Allí, en la propiedad, ambos tienen expectativas totalmente diferentes, por lo que debes asumir el fantástico reto de encontrar la mejor propuesta que satisfaga a estos dos estilos”.


Para seguir superando exitosamente este desafío, ocupó cargos de gran renombre en diferentes propiedades y viajó por varios países como Costa Rica, donde apreció la alegría y la forma bonita de atender a los huéspedes. “Allí copié un poco esa personalidad pícara y pasional que tienen por el servicio, la cual combinan con el orgullo que sienten por su naturaleza, gastronomía y gentilicio”.



Hoy, con más de 11 años de experiencia en la industria hotelera, se ha fortalecido como un gran líder al versar su labor en tres aspectos fundamentales: “Escuchar a tu equipo en todo momento para encontrar la mejor solución; conocer a cada uno de tus colaboradores de manera individual y grupal, a fin de motivarlos a lograr los objetivos planteados sin necesidad de estar siempre presente; y prestar soporte tanto en las buenas como en las malas circunstancias, para lograr que el cliente siempre se sienta bien y que tenga deseos de volver a visitarnos”.


Ahora, en Bristol Panama, su objetivo es ofrecer vivencias que demuestren el orgullo por la gastronomía panameña. “La nueva carta de su restaurante Salsipuedes ha recibido muy buenos elogios, ya que es ecléctica al inspirarse en seis influencias: la comida china urbana, el tapeo español, los sabores de la nonna en Italia, el concepto bistrot de Francia, los sabores afrodescendientes y los insumos panameños con sazón peruana”.


Además, la propiedad ahora se luce con una nueva experiencia que han denominado Chef´s Table, liderada por su chef ejecutivo Javier Chávez Mourão, la cual consiste en trasladar a un grupo de huéspedes al Mercado del Marisco de la ciudad, a fin de que reciba una amena clase sobre las características que deben tener los crustáceos, moluscos y equinodermos para lograr exquisitos platos. “Luego, de regreso al Bristol, Javier guía a los comensales para que preparen mágicamente lo que deseen degustar y, de esta forma, se dictan unas clases de cocina que resultan maravillosas”.


“Lo que me motivó a mudarme a Panamá fue la oportunidad de integrarme a la gran familia Bristol, propiedad que este año arribará a su vigésimo quinto aniversario siendo el primer hotel de lujo en todo el país, por lo que la experiencia que adquiriré será fantástica”

Y para preparar más actividades creativas que se saboreen, ya planifica visitar los restaurantes más célebres de Panamá para inspirarse en nuevos conceptos. “Estamos en constante búsqueda de vivencias para nuestros usuarios; por ello, pronto tendremos varias activaciones con diferentes marcas locales e internacionales, así como la inauguración de días temáticos para invitar y reencontrarse con el cliente panameño que desea una diversión amena y diferente”.


Así vamos conociendo a una mente intranquila y curiosa que se cautiva con los documentales que hablan sobre los imperios ancestrales o construcciones milenarias; y que ya planifica un road trip por todo nuestro país, sobre todo, hacia la isla Escudo de Veraguas. “Otras de mis pasiones es disfrutar de un buen carmenere, tipo de uva que también se le conoce como la cepa perdida, la cual disfruto mucho al combinarla con los platos que preparo para los amigos que me visitan en casa”.


Conócelo más en:

Linkedin.com, colocando en el buscador: Michael Gätjens.

11 visualizaciones0 comentarios
bottom of page